EL FUTURO ES DE LOS AUTODIDACTAS

¿Sabes qué tienen en común Quentin Tarantino, Jorge Luis Borges, Steve Jobs y Coco Chanel? Todos ellos alcanzaron el éxito en sus respectivas carreras profesionales pero no lo hicieron de la manera convencional sino que se formaron a sí mismos: son autodidactas. Como buenos autodidactas, no se conformaron con el conocimiento que se cruzó en su camino, con lo que el profesor decidió contarles en clase, sino que salieron en busca de lo que querían aprender. Al autodidacta le mueve la curiosidad, decide qué quiere saber y cómo quiere hacerlo y no descansa hasta conseguirlo.

Nunca dejes de aprender

Ser autodidacta no significa pasar de ir a clase y aprenderlo todo desde casa, se trata de mantener la mente abierta a aprender cosas nuevas. Nuestra etapa de aprendizaje no puede terminar cuando nos graduamos. Con la velocidad a la que evoluciona el mundo es más necesario que nunca seguir aprendiendo durante toda nuestra vida, estar siempre actualizándonos y reciclándonos. Cada día aparecen importantes innovaciones en todos los sectores profesionales. Un ejemplo que entendemos fácilmente, porque nos afecta a todos, es el de los médicos. ¿Dejarías que te operara un médico que no se ha actualizado desde que salió de la facultad de medicina, hace veinte o treinta años?

Amplía tu plan de estudios

Las universidades y escuelas de formación profesional nos ofrecen estudios prediseñados y cerrados que dejan poco espacio a personalizar el aprendizaje. No queremos salir de allí siendo clones que saben exactamente lo mismo que todos sus compañeros de promoción. Por eso es importante complementar y ampliar lo que nos enseñan en clase con otras de nuestras pasiones para diferenciarnos.

Usa la autoformación para diferenciarte

La autoformación es una de las mejores maneras de diferenciarnos y abrirnos más puertas. Compaginar nuestros estudios formales con otros intereses y hobbies puede hacer nuestro perfil profesional mucho más atractivo. Demuestra que somos inquietos, curiosos y activos. Además, eso otro que nos apasiona y hemos decidido practicar por nuestra cuenta, aunque parezca irrelevante, puede ser la clave que nos haga irrepetibles. Por ejemplo, un arquitecto aficionado a las carreras de coches seguro tendrá un gran éxito especializándose en el diseño de las instalaciones de un circuito. Por otro lado, saber de muchas cosas nos hace tener un perfil polivalente, mejorando nuestra predisposición al cambio y facilidad para adaptarnos.

Saca el máximo partido a internet y comparte

Ser autodidacta hoy en día es más fácil que nunca. Internet está plagado de PLEs, moocs y webinars donde se puede aprender casi cualquier cosa. Además en internet podemos aprender de muchas maneras diferentes, desde leer y ver vídeos, hasta contactar con personas de otros lugares del mundo que compartan su conocimiento o descubrir lugares físicos a los que acudir para aprender en directo. Y todo gracias al altruismo de millones de usuarios que invierten su tiempo y su talento para compartir sus conocimientos con el mundo. Por eso es tan importante que los autodidactas, además de absorber como esponjas, dediquemos algo de tiempo a devolver el favor a la comunidad, ser solidarios y generar más conocimiento compartido.

Ana Alonso

Diseñadora de espacios y experiencias educativas

@Anuskakatiuska